Blog

Imagen - El Trabajo de Mamá

"Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre, Y no desprecies la dirección de tu madre; Porque adorno de gracia serán a tu cabeza, Y collares a tu cuello."
Proverbios 1.8-9

El Trabajo de Mamá


Todos tienen recuerdos profundos sobre su mamá que han dejado huellas en su vida. Los recuerdos que tengo de mi madre son de una mujer trabajadora y muy esforzada, que desde muy temprano doblaba sus rodillas para orar. Ella fue una madre muy dedicada al bienestar de sus hijos, tratando de ser una ayuda clave para su esposo. La Biblia resalta la importancia y el valor de la mujer en el plan de Dios. En la Biblia, abundan los ejemplos de mujeres piadosas y valientes, que vivieron piadosamente arriesgando su propia integridad por ser fieles a Dios.

En el plan de Dios la mujer fue diseñada y preparada para cumplir un rol muy importante en el desarrollo de la sociedad. Dios la ha dotado para desarrollar muchas tareas imprescindibles para el buen desenvolvimiento de la familia. La mujer es la compañera ideal para el esposo en el hogar, y es clave en la crianza de los hijos. La mujer temerosa de Dios tendrá un gran impacto positivo en la vida de sus hijos que los prepararán para desempeñarse apropiadamente en la sociedad, la iglesia y para formar una familia en el futuro. Es una labor que fue sabiamente planificada por Dios desde la eternidad. El hombre no está capacitado para desarrollar esta labor; puede intentarlo, pero no lo hará como ella.

Los hijos deben aprender a honrar a su mamá, por la labor que Dios le ha encargado desempeñar. Debemos tener cuidado de pensar de ella más allá de lo que se debe, y deshonrar a Dios. El artífice principal en la labor de una madre es Dios, y por ello Él debe ser honrado en primer lugar. Luego, debemos honrar a mamá por ser obediente y desempeñar la tarea para lo cual Dios la ha preparado.

— ¡Honremos a Dios por nuestra madre!

Edward Zacarias